Rosario

La Orden de Predicadores desde muy antiguo ha propagado la devoción del Rosario de la Virgen María, viendo en ella no sólo una óptima manera de orar, sino también de predicar el nombre de Jesús, en unión con la Virgen Madre de Dios, Reina de los Apóstoles y ejemplo de meditación en las palabras de Cristo y de docilidad a la propia misión.

El Rosario es una de las modalidades tradicionales de la oración cristiana orientada a la contemplación del misterio de Cristo a través de la repetición de la salutación angélica, que es su elemento característico. Compendio de todo el Evangelio, el Rosario conduce al corazón mismo de la vida cristiana y ofrece una oportunidad particularmente fecunda para la contemplación personal, la formación del Pueblo de Dios y la nueva Evangelización. Los Papas le han dedicado una vigilante atención, han recomendado muchas veces su rezo frecuente, favorecido su difusión, ilustrado su naturaleza, reconocido la aptitud para desarrollar una oración contemplativa, de alabanza y de súplica al mismo tiempo, recordando su connatural eficacia para promover la vida cristiana y el empeño apostólico.

Puesto que el Rosario es camino para contemplar los misterios de Cristo y escuela para formar la vida evangélica, es un modo de predicación conforme con la Orden de Predicadores, en el cual se expone la doctrina de la fe a la luz de la participación de la bienaventurada Virgen María en el misterio de Cristo y de la Iglesia.

Las Cofradías del Rosario nacidas en la Orden de Predicadores fueron establecidas para promover el culto y la plegaria a María, así como también la ayuda mutua entre sus miembros, a través de la práctica y difusión del Rosario.

rosario 15338744_242420159512571_8794280096521010750_n 15390768_242421682845752_8198114237252974692_n

Para más información sobre las Cofradías del Rosario en Argentina ingrese aquí.